Mi lista de blogs

lunes, 30 de diciembre de 2013

Una carretera pasa por mi habitación....

Aquí os enseño como decorar una habitación infantil con poco dinero y un poquito de trabajo.
El resultado es muy bonito y las posibilidades infinitas depende de como sea la habitación, de donde estén los muebles...vosotros decidís cuantas curvas le hacéis a la carretera.


Yo compre unas pegatinas de coches para decorar la habitación pero no salían muchas para toda la pared y comprar dos paquetes pues me parecía caro así que pensé en hacer una carretera, primero quería pintarla pero se me ocurrió algo más limpio y sencillo.

Compre un rollo de papel plastificado adhesivo, como el de forrar libros, en color azul marino y corté tiras de 6 cm de ancho para hacer las rectas.
Para las curvas que diseñe para la habitación las dibuje por la parte de atrás del rollo, semicírculos y curvas a 90 grados, también con una anchura de 6cm. Y las recorte.

Marque en la pared con lapicero líneas horizontales para los tramos rectos a distintas alturas y fue pegando los trozos de carretera azules, seguidos sin montarlos, y así fue completando la carretera, y encima coloque las pegatinas de coches.

Para las líneas discontinuas y los pasos de cebra use las partes blancas que sobraron de las pegatinas de coches compradas y corté trozos rectos de aproximadamente el mismo tamaño, no las medí había muchas para cortar, y trozos curvos y también para los pasos de cebra y ha pegar encima.
Si no tenéis recortes como yo, pues podéis hacerlo con otro rollo de papel adhesivo en blanco, aunque os sorbrara mucho, o con trozos de cinta aislante blanca. 

Y luego con una pintura fluorescente, un pincel pequeño y mucha paciencia, pinte todas las rayas y pasos de cebra, el efecto por la noche es espectacular.


Y así quedo de chula, luego mi hijo pegó más pegatinas de Rayo Macuin jaja.
Espero que os haya gustado, si es así darle a " me gusta " y compartir. Gracias.